lunes, 20 de septiembre de 2010

MORAZAN, LA UNIDAD CENTROAMERICANA Y LA RECONSTRUCCION DE LA PATRIA GRANDE

Por Lic. MIGUEL CALIX SUAZO


Presidente del Instituto Morazánico
Secretario General de la Fundación Morazánica
Miembro del Directorio de la CASA DE MORAZAN
Vicepresidente de la Academia Hondureña de Geografía e Historia


Palabras pronunciadas el domingo 12 de setiembre de 2010, a las 7 de la noche, en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS), en Tegucigalpa, Honduras, en el marco de LA CARAVANA MORAZAN VIGILA que, partiendo de Guatemala el día 11 recorrió Centroamérica hasta concluir en Costa Rica el 15 de setiembre.


En este día –pero hace 168 años, o sea en 1842- Morazán se hallaba en San José, Costa Rica, sitiado por segundo día por opositores a su Gobierno que llegaron a totalizar unos cinco mil frente a sólo doscientos que defendían su cuartel, ya que el resto de su tropa la había mandado a Puntarenas a fines de agosto a defender el Departamento de Guanacaste, que desde 1824 voluntaria-mente se había anexado a Costa Rica y los nicaragüenses pretendían recuperarlo.

Tres días después, o sea el 15 de setiembre moría heroicamente, infamemente asesinado, traicionado y sin juicio previo –en el 21 Aniversario de la Independencia- cuya integridad él procuró defender, así como logar la reconstrucción de la República de Centroamérica, tal como nos los señaló en la primera línea de su inmortal Testamento, que es la pieza cívica en que debiéramos aprender a leer todos los centroamericanos.

En ese memorable documento nos dijo que excitaba a la juventud, que era la llamada a dar vida “a este país que dejo con sentimiento por quedar anarqui-zado, A QUE IMITEN MI EJEMPLO DE MORIR CON FIRMEZA ANTES DE DEJARLO TODO ABANDONADO AL DESORDEN EN QUE DESGRACIADAMENTE HOY SE ENCUENTRA”. También nos dijo en sus penúltimas palabras pronunciadas ante sus verdugos, dirigiéndose a su compañero de infortunio el salvadoreño Vicente Villaseñor: “QUERIDO AMIGO, LA POSTERIDAD NOS HARA JUSTICIA”.

Todas estas expresiones, sin embargo, hasta ahora no las hemos comprendido los centroamericanos, y seguimos sin hacerle justicia, pero hoy en Tegucigalpa estamos reunidos en esta CARAVANA “MORAZAN VIGILA”, representantes de los pueblos guatemalteco, salvadoreño y hondureño para iniciar el cumplimiento de esos mandatos. Y me alegra destacar que la iniciativa partió de Guatemala, en donde en los tiempos de Morazán se concentró el más crudo Conservadurismo y una fementida nobleza o aristocracia, mientras el pueblo, constituido mayoritaria-mente por sencillos y honrados indígenas, era engañado a punto tal que millares de ellos fanáticamente se unieron a Rafael Carrera, analfabeta de su misma taza, sanguinario que era manipulado por sus propios enemigos, los jerarcas de la Iglesia Católica, que hasta llegaron a llamarlo “San Rafael”. Por eso es que con gran satisfacción hoy saludamos a todos los guatemaltecos presentes y muy especialmente a los genuinos representantes de las etnias. También nos complace abrazar a los hermanos salvadoreños que, igual que ayer, siguen siendo la vanguardia morazanista. ¡Bienvenidos sean todos a la tierra en que nació el incorruptible FRANCISCO MORAZAN QUESADA!

Estamos aquí para hacer un compromiso de honor ante la memoria del epónimo Héroe, diciéndole: “FRANCISCO MORAZAN QUESADA TU NO HAZ MUERTO, ESTAS VIVO: TU VIGILAS AUN EL DERROTERO DE LA PATRIA GRANDE, CENTROAMERICA: Y VENIMOS A DECIRTE QUE HOY ESTAMOS DANDO EL PRIMER PASO PARA LLEVAR A CABO TU IDEAL, REANUDAR TU REVOLUCION INCONCLUSA; Y POR ESO VAMOS MAÑANA Y PASADO MAÑANA A NICARAGUA Y COSTA RICA, RESPECTIVAMENTE, A COMPROMETERLES EN IGUAL SENTIDO”.

Les diremos, por ejemplo, que ya no podemos seguir con la mentalidad de aldeas, dejándole a la oligarquía todo el terreno para que siga adueñándose de los medios de producción, y menos en esta era del Internet y de tantos acelerados cambios tecnológicos que semana a semana vive el mundo! Que la desunión en que hemos vivido, sobre todo después de junio de 1838 en que se resquebrajó la República, es intolerable a estas alturas en que todos los países del mundo se hallan agrupados en bloques económicos y políticos, para defender sus mutuos intereses.

Les subrayaremos que ESA ES UNA DE LAS RAZONES QUE EXPLICA EL ORIGEN DE ESTA MARCHA “MORAZAN VIGILA”, que busca calar en la conciencia popular de todos los pueblos centroamericanos que ya no permitiremos que la incultura, el analfabetismo y el fanatismo –en que nos han mantenidos los Gobiernos- nos sigan corroyendo, hasta tal punto de seguir permitiendo que los medios de información oligárquicos prosigan induciendo a los pueblos a continuar desunidos y a aliarse con los propios enemigos; y a manera de ejemplo les diremos que ese es el caso de la conducta que asumieron en Honduras muchas personas con motivo del criminal Golpe de Estado ocurrido en junio de 2009, cuyas secuelas aún perduran en el presente Gobierno supuestamente electo en forma democrática, pero que es el continuador de la tiranía encabezada por Roberto Micheletti Bain, dedicado a reprimir por la fuerza todo reclamo popular.

Sin perder de vista que el objetivo final de la Revolución Morazanista es la toma del Poder Popular, es imprescindible tener en cuenta, entre otras cosas, como puntos focales del inicio de tal Revolución, que el pueblo mismo debe establecer y sostener a nivel de todo Centroamérica LA ESCUELA MORAZANICA en donde aparte de analizarse la problemática actual –política, económica, social y cultural- de Centroamérica, sin desvincularla de lo que ocurre en el mundo, debe estudiarse a fondo las ideas de Morazán y demás próceres centroamericanos que estuvieron comprometidos con su IDEAL de construir y preservar la UNION DE CENTROAMERICA, para que todo el trabajo a emprenderse se enmarque siempre en los sólidos principios éticos, cívicos, morales, espirituales y culturales que llevó por bandera este hombre genial que se llamó JOSE FRANCISCO MORAZAN QUESADA, que habiendo nacido y gobernado en Honduras como Jefe de Estado, presidió la República Federal de Centroamérica desde Guatemala y El Salvador, gobernó también El Salvador, como Jefe de Estado; y asimismo Costa Rica como Jefe de Estado Provisorio, en donde murió asesinado; está enterrado en el alma y el corazón del pueblo salvadoreño y dejó en Nicaragua además de su Espada Reivindicadora, el más precioso legado: su hijo FRANCISCO MORAZAN MONCADA que, habiendo nacido también en Honduras, se radicó en Chinandega, en donde ha dado a los nicaragüenses hasta ahora unas ocho generaciones de destacados hombres y mujeres.

A los ticos les recordaremos la irrefragable verdad histórica sobre la actuación, durante cinco meses en 1842, del Jefe de Estado Provisorio, basada en los manuscritos que tuve la suerte de rescatar del Archivo Nacional de Costa Rica y en otros documentos de la Biblioteca Nacional, todos los cuales pueden consultarse en mi obra de seis volúmenes intitulada “LA POSTERIDAD NOS HARA JUSTICIA”, cuatro de los cuales son de más de 800 páginas. Diremos a los costarricenses que durante las dos administraciones del antecesor de Morazán, don Braulio Carrillo Colina, entre 1835-1837 y 1838-1842, todos los Órganos, Instituciones y leyes de Costa Rica prácticamente habían desaparecido, pues sólo imperaba la voluntad del gobernante inamovible, perpetuo e irresponsable, que se respaldaba por una policía represiva de todas las libertades del individuo. Los Códigos que él había sancionado y para los cuales había nombrado una Comisión de cuatro personas presidida por el Presbítero salvadoreño Dr. Isidro Menéndez, no tenían ninguna aplicación. Los fusilamientos, destierros y encarcelamientos de los desafectos estaban a la orden del día, de lo que no escaparon ni personas que otrora fueron sus partidarios. Les haremos notar a quienes mos escuchen que a fin de que no tengan duda de nuestras afirmaciones sobre Carrillo, consulten en el Archivo Nacional de Costa Rica los documentos respectivos, de los cuales les podría mostrar los números y nombre exactos.

Se les puede informar pormenorizadamente sobre la primera labor de Morazán en Costa Rica, que fue reconstruir el Estado, subrayando que el respeto a la Ley fue desde el primer momento la vertical actitud del nuevo gobernante, lo que mantuvo aun en los días más críticos de su efímera Administración, al punto que, como lo manifestó en su testamento, “murió por dar un Gobierno de Leyes a Costa Rica”. Entre las MEDIDAS FUNDAMENTALES que Morazán tomó, les podemos indicar las siguientes: a) Dejó los mismos Jefes Departamentales, y así, desde el principio del Gobierno, Morazán mantuvo una estrecha correspondencia con todos ellos, PESE A PROVENIR SU NOMBRAMIENTO DEL RÉGIMEN DEPUESTO; b) Decretó un olvido general de los hechos pasados; c) Derogó el Reglamento de Policía; d) Revaluó el Peso, que era entonces la moneda costarricense; e) ERRADICÓ LA ESCLAVITUD; f) Nombró una Comisión de doce Notables, tres por cada Provincia, para que lo asesoran. g) Con el consejo de dicha Junta Revisora, Morazán declaró INSUBSISTENTE, NULO, DE NINGÚN VALOR NI EFECTO EL DECRETO DEL 8 DE MARZO DE 1841, LA FAMOSA LEY DE BASES Y GARANTÍAS, en que Carrillo se autoproclamó dictador perpetuo, inamovible e irresponsable. En consecuencia, DECLARÓ RESTABLECIDAS EN TODAS SUS PARTES LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES Y POLÍTICAS CONSIGNADAS EN LA CONSTITUCIÓN DEL ESTADO DEL 21 DE ENERO DE 1825 y especialmente, las que trataban de las elecciones de las Supremas Autoridades; h) Por ser incompatible con el Código General del Estado, el Poder Judicial se organizaría conforme reglamento expedido por Morazán el 6 de junio; i) El gobierno y régimen de los departamentos, por mientras, continuarían gobernándose en la forma que prescribía el Decreto de Carrillo; j) Morazán dispuso que continuara también vigente el sistema de hacienda que existía, a reserva de hacerse en él por leyes separadas las reformas más urgentes; k) Con fecha miércoles 20 de abril de 1842, Morazán decretó la derogación del Decreto del martes 21 de abril de 1840, emitido por Carrillo, que designaba el pabellón, armas y tipo de la moneda que debía usarse en el Estado; l) Y por lo tanto, se ordenó el restablecimiento de dichos emblemas en los mismos términos que estaban en uso antes de la emisión del citado Decreto carrillista.

Les destacaremos a los ticos que la decisión más importante tomada por Morazán en pro de la actual democracia de Costa Rica y que quizá los costarricenses nunca han querido evaluar, es la convocatoria que -APENAS A DOS MESES DE SU GOBIERNO- hizo el sábado 11 de junio mediante Decreto Nº 25, para que se ELIGIERAN DIPUTADOS CON AMPLIOS PODERES PARA QUE REPRESENTARAN A LOS PUEBLOS EN ASAMBLEA CONSTITUYENTE, que debería reunirse en la ciudad de San José un mes más tarde, el domingo 10 de julio de 1842. Morazán dispuso que aunque los miembros del Ejército Nacional de acuerdo con las leyes vigentes TENÍAN UN DERECHO INDISPUTABLE PARA SUFRAGAR en las elecciones convocadas, se abstuvieran de hacerlo, porque deseaba que en dichas elecciones presidiera la mayor libertad y se alejara de ellas toda intervención de la fuerza armada y remover de este modo todo pretexto que la malevolencia pudiera inventar para atribuir a los individuos del Ejército Nacional la más pequeña injerencia en los actos electorales.

UNA VEZ INSTALADA LA ASAMBLEA, ÉSTA PROSIGUIÓ EN LA RECONS-TRUCCIÓN DEL ESTADO, que había iniciado Morazán. Como primer paso, la Asamblea legitimó el Poder Ejecutivo al nombrar a Morazán como Jefe de Estado Provisorio, quien tomó posesión en acto solemne el día 15 de julio, con la concurrencia de los Jefes Políticos, General en Jefe, Intendente General, Vicario Eclesiástico y Magistrados de la Cámara Judicial. Luego eligió los individuos encargados de organizar el Tribunal de Justicia (don Manuel Mora, don Vicente Aguilar, don Manuel Zeledón y don José Anselmo Sancho), quienes prestaron juramento de ley el jueves 25 de agosto.

Con todo respeto les pediremos a los ticos, para que vayan desvirtuando la mala información que sobre Morazán se les ha enseñado, comiencen a estudiar, palabra por palabra, desde los Considerandos, por lo menos dos Decretos de la Asamblea Constituyente, integrada toda por prominentes costarricenses, con las solas excepciones del sacerdote salvadoreño Don Isidro Menéndez y del nicaragüense Mariano Montealegre, por medio de los cuales se dispuso que “COSTA RICA …PERTENECE A LA REPÚBLICA DE CENTRO AMÉRICA, Y ES Y SERÁ PARTE DE ELLA”; y que “EL DEPARTAMENTO DEL GUANACASTE ES PARTE INTEGRANTE DEL TERRITORIO DE COSTA RICA” y se autoriza al Gobierno para que “valiéndose de TODOS LOS MEDIOS necesarios, conservará la integridad del Estado, su dignidad y derechos”.

Si estudian a conciencia esos decretos y la subsiguiente actividad de Morazán para ponerlos en ejecución, los ticos constatarán la tergiversación que de ellos hizo su compatriota el gran Historiador don Ricardo Fernández Guardia, con cuya Cartilla Histórica han sido educados falsamente sobre la actuación de Morazán, que ni siquiera le pagaron a su viuda MARIA JOSEFA LASTIRI LOZANO los sueldos de su esposo como gobernante de Costa Rica y que reclamó en 1845 en una conmovedora carta desde Cojutepeque, El Salvador. Con exquisita diplomacia doña Josefa subrayó que "la actual prosperidad, la libertad ilimitada de que gozan los pueblos y los altos destinos que en un porvenir no lejano les aguardan, HAN SIDO COMPRADOS CON LA SANGRE DE SU LIBERTADOR Y COMPATRIOTA GENEROSO”.

Para finalizar mis palabras quiero pedirles a todos ustedes, guatemaltecos, salvadoreños y hondureños, que, cerrando los ojos en este momento, y desde lo más profundo de nuestro corazón, digamos mentalmente: “FRANCISCO MORAZAN QUESADA. CON TODA LEALTAD TE DECIMOS QUE LAS ARCAICAS ESTRUCTURAS QUE TU QUISISTE ERRADICAR AUN PERDURAN, PERO QUE PRONTO LLEGARAN A SU ULTIMO MOMENTO, NO IMPORTA QUE SIGAN ALIADAS A UN NUEVO IMPERIO”.

Muchas gracias.

Tegucigalpa M. D. C., 12 de setiembre de 2010.

Archivo del blog