miércoles, 6 de junio de 2018

No fue el Volcán, fue el capitalismo


El Frente Popular manifiesta su profundo pesar por el desastre devenido de la erupción del Volcán de Fuego. Nuestra solidaridad con las miles de familias afectadas.

Más de cien niños y niñas, hombres, mujeres y personas de la tercera edad fallecieron  (incluidos algunos valientes socorristas), otros han quedado heridos y miles han perdido sus condiciones básicas de subsistencia. El riesgo continúa y las necesidades de apoyo crecen.

Sin duda, la incapacidad, indolencia y negocios personales del desgobierno de Jimmy Morales han sido un factor principal que tuvo como efecto: a) no tomar en cuenta la información oportuna de los pobladores quienes venían reportando fuertes retumbos y temblores días antes; b) desoír el informe del INSIVUHEM, el cual había informado de la oportunamente de la inminencia de la erupción, lo cual claramente fu desoído por la CONRED; c) no declarar alerta y desplegar las acciones de evacuación de forma oportuna tuvo como resultado decenas de personas muertas y heridas. La ignorancia del presidente para encontrar una respuesta rápida, que provea recursos inmediatos, es una constatación de la calamidad de su gobierno.

Más allá del desastre de gobierno y de la erupción del Volcán de Fuego, el problema sigue siendo el capitalismo y el Estado capitalista. Mientras grupos de burgueses que se encontraban en un campo de golf fueron evacuados oportunamente por los mecanismos capitalistas, miles de familias campesinas, rurales y en condición de pobreza no tuvieron ninguna oportunidad para salvar la vida y sus escasos y precarios bienes. La falta de evacuación de estas familias se explica en hecho tales como:

1.      Pertenecen a la clase trabajadora: jornaleros, campesinos, rurales. Son padres, hermanos e hijos de los explotados, marginados y oprimidos. Son campesinos que subsisten con su producción y otros en fincas de café, caña, palma, banano, en las cuales reciben salarios de hambre, sin prestaciones sociales y por períodos de 15 días a dos meses. No interesa que salgan de la marginalidad y la miseria. Interesa que sigan vendiendo su fuerza de trabajo a precios de miseria.

2.      Viven en riesgo porque el sistema capitalista, al excluirlos, les ha orillado a tener sus viviendas y siembras en lugares vulnerables. Quienes viven en las faldas de los volcanes saben del riesgo, pero no tienen otra opción. El Estado nunca se preocupó por ellos, por su traslado en condiciones dignas a otros lugares.

3.      Son las familias olvidadas de siempre. No forman parte del grupo objetivo de las políticas públicas, ni siquiera las más asistencialista, porque al Estado capitalista no le interesa en absoluto atender las necesidades y problemas del pueblo mayoritario y trabajador; solo le interesa gestionar los intereses capitalistas de las grandes empresas y empresarios, transnacionales y locales. Al Estado no le interesa dotar de tierra y vivienda digna a sus ciudadanos, salvo a quienes representan un negocio para las empresas privadas. Al Estado no le interesa crear un modelo económico que ofrezca empleo digno, porque los capitalistas locales y transnacionales compiten en el mercado internacional a partir de los salarios de hambre que pagan.

4.      Cuando familias, comunidades y sectores de la clase trabajadora se organizan y luchan por sus demandas e intereses, se instala una política criminal que asesina a sus dirigentes. El último de los casos es el asesinato repudiable de dos dirigentes de Codeca el 4 de junio a manos de estructuras organizadas que han decidido retomar métodos del pasado para contener la protesta y resistencia social.

El Volcán de Fuego no es el culpable de esta tragedia. El capitalismo y el Estado capitalista son la causa de este desastre social y el gobierno calamitoso su gestor.

¡A solidarizarnos con las víctimas de este desastre capitalista!
¡A seguir luchando por cambiar esta sociedad y este Estado!


Frente Popular
Soberanía, Dignidad, Solidaridad
¡Vamos Patria, la lucha continúa!

martes, 15 de mayo de 2018

CONDENAMOS LOS ASESINATOS DE LÍDERES COMUNITARIOS DE CODECA Y CCDA


Entre el 9 y 13 de mayo fueron asesinados los compañeros Luis Marroquín, José Can Xol y Mateo Chamam Paau, miembros del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) y del Comité Campesino del Altiplano (CCDA). Son tres compañeros de organizaciones campesinas asesinados, quienes se suman a cientos de compañeros y compañeras perseguidas, criminalizadas y encarceladas por el Gobierno de Guatemala, por su lucha a favor de la vida, en defensa de la tierra y la naturaleza.

Los compañeros asesinados son miembros de organizaciones campesinas que han defendido los derechos humanos, que han luchado por el acceso a la tierra, por los derechos laborales, por los derechos a la organización y libre asociación, por la defensa del territorio y la nacionalización de los servicios públicos, entre otros. En este sentido, el Estado de Guatemala ha sido incapaz de resolver los problemas de explotación, desigualdad e inequidad que viven los pueblos; contrariamente, ha operado en beneficio de pequeñas minorías que se enriquecen con la explotación de la clase trabajadora y el despojo de los pueblos.

Han pasado 21 años desde que se firmará el Acuerdo de Paz firme y duradera. Durante estos años han sido asesinados miles de hombres y mujeres, muchos de los cuales han sido defensores de derechos humanos y dirigentes comunitarios criminalizados, perseguidos, heridos y encarcelados por delitos que no cometieron. En estos crímenes han participado fuerzas policiales, militares y aparatos criminales de empresarios.

La Asamblea Social y Popular del Departamento de Guatemala condena los resientes asesinatos. Condena la criminalización de las que han sido objeto. Emplaza al Gobierno de Guatemala para que investigue estos crímenes y persiga a los autores materiales e intelectuales, para que no queden en la impunidad, una impunidad que conduce a la reproducción de la violencia.

Le recordamos al pueblo de Guatemala que el Estado de Guatemala es el responsable de proteger la vida y de otorgar seguridad a todas y todos. El país no puede ser condenado que se le aplique una política de terror y muerte que reinó como política de Estado durante los 36 años de guerra. No permitamos que los asesinos, sean funcionarios públicos o empresarios, queden en la impunidad.

Por último, llamamos a la comunidad internacional a intensificar la vigilancia y les solicitamos utilizar todos los medios diplomáticos y políticos para impedir que se reproduzcan estos crímenes contra dirigentes y militantes de las organizaciones que luchan por la vida. Los pueblos y los movimientos sociales queremos garantías de participación política en un clima de seguridad.

¡Justicia para Luis Marroquín, José Can Xol y Mateo Chamam Paau!
Asamblea Social y Popular del Departamento de Guatemala
Iximuleu, Junlajuj Tz’i. 14 de mayo de 2018.

lunes, 30 de abril de 2018

EL SOCIALISMO, LA ALTERNATIVA DE LA CLASE TRABAJADORA

¿A qué le llamamos explotación de los trabajadores?

La explotación que padece la clase trabajadora se refiere al despojo que realizan los burgueses (dueños de la tierra, las fábricas, la banca, etc.) de las ganancias producidas por la clase trabajadora. Así, mientras aquellos se enriquecen cada día más de esta forma, a nosotros los trabajadores se nos mantiene en la miseria.

Pero la explotación va mucho más allá. Está ligada con el dominio económico y político de la burguesía local y global, el cual se convierte también en despojo de los bienes comunes y naturales, de los recursos públicos, de los impuestos, etc. para garantizarse una mayor ganancia en su favor (acumulación de capital), a costa de afectar nuestras condiciones de vida.

¿Dónde se observa con mejor claridad la explotación?

Nosotros, la clase trabajadora, que dejamos nuestra vida en las fábricas, fincas, comercios, bancos, etc., sabemos que día a día enfrentamos un problema fundamental: la insatisfacción de nuestras  necesidades vitales familiares.

Quienes se encuentran desempleados saben que están completamente excluidos. Las mujeres que trabajan en su casa saben que no perciben ninguna remuneración, a pesar de ser fundamentales para la reproducción y cuidado de la vida. Los que trabajan en la economía informal saben de sus penurias, día a día, para llevar un plato de comida a la mesa de sus familias. Los campesinos padecen de la carencia de tierra y quienes trabajan en las fincas saben que no gozan del salario mínimo, les dan empleo por meses y son sometidos a condiciones de trabajo familiar profundamente expoliadoras. Los migrantes saben que son expulsados y obligados a buscar una opción, generalmente para ser explotados en otros países. El aporte de los trabajadores del arte y la cultura no es reconocido siquiera como trabajo, son despojados de sus obras por intermediarios que lucran con ellas y no gozan de protección social. Quienes tienen un trabajo saben que los salarios no alcanzan para cubrir las necesidades.

La clase trabajadora y los pueblos originarios sabemos, además, que la minería, los proyectos hidroeléctricos, la palma aceitera y la caña de azúcar, así como los megaproyectos, conllevan el despojo de nuestras tierras y territorios, la contaminación de nuestros ríos y el despojo de nuestras riquezas comunes.

¿Cuánto ganás mujer y hombre trabajador?


Para  marzo de este año, cubrir los costos de la  canasta  básica  ampliada  requería  de  Q. 8,167.35 al mes. Sin embargo, quienes trabajamos en actividades agrícolas y no agrícolas sabemos  que  nos  pagan  menos  del salario mínimo, que para este año es de Q. 2,992.37. Pero quienes trabajamos en actividades de exportación y maquila, cuando bien nos va, sabemos que el salario mínimo es de Q. 2,758.16. Quienes trabajamos en casa particular, sabemos que se nos paga por debajo del salario mínimo y se nos obliga a jornadas extenuantes de 16 horas, se nos niega la seguridad social, se nos violenta constantemente para explotarnos aún más y se nos despide con acusaciones falsas y sin prestaciones, etc.; por eso exigimos la ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos. Es decir el salario no nos  alcanza  ni  siquiera  para  cubrir  la  canasta  básica  alimentaria,  cuyo  costo es de Q. 3,537.28.


¿Cuál es la alternativa?

Por las características de la explotación que padecemos, el poder lograr mayores salarios y mejores servicios públicos que garanticen nuestros derechos a la salud, nutrición, educación, seguridad social, etc., es de suma importancia como parte de la lucha que debemos librar de forma organizada.

Sin embargo, la lucha anterior es insuficiente porque la explotación hace parte del régimen capitalista que padecemos, el cual se complementa con el despojo y el dominio sobre nuestra clase social. Mientras no logremos un sistema económico donde los medios de producción sean propiedad social (de todas y todos los trabajadores) y, por consiguiente, los frutos del trabajo sean distribuidos con equidad para todo el pueblo, la explotación y el expolio seguirá vigente. Por eso, nuestra teoría y nuestra experiencia histórica permiten afirmar que la alternativa está en luchar por construir el Socialismo, único sistema donde desaparecerá la explotación del hombre por el hombre.

¡Viva la Clase Trabajadora!
¡A luchar por el Socialismo!
Frente Popular

martes, 23 de enero de 2018

¡HONDURAS ES GUATEMALA: SOLIDARIDAD CENTROAMERICANISTA PARA VENCER EL FRAUDE, LA IMPOSICIÓN Y A LOS DICTADORES EN TODA LA REGIÓN!

Desde finales de 2017 los valientes hijos e hijas del pueblo hondureño han sostenido una lucha a todos los niveles contra el fraude del ahora dictador Juan Orlando Hernández (JOH). Ello les ha costado miles de perseguidos, desaparecidos, detenidos y presos en las cárceles, y no menos de 40 dignos compañeros, mujeres, hombres, ancianos y hasta niños caídos en la lucha contra el régimen narco-militar en Honduras, acribillados en las calles por la policía y el ejército mercenario, al ejercer los derechos inalienables de la manifestación, la protesta y la desobediencia a un gobierno corrupto, ilegal e ilegítimo. 

El mundo ve expectante la consolidación de las pesadillas que creían enterradas desde el siglo pasado: las dictaduras aplaudidas por el orden, la obediencia y los intereses imperialistas de los Estados Unidos, seguido por el silencio cómplice de los gobiernos aglutinados en la Unión Europea (UE) y el cascarón vacío que fue, es y será la Organización de Estados Americanos (OEA). Se redobla la hipocresía continental, con dos o tres niveles de libertad y derechos humanos, con ciudadanos latinoamericanos que gozan unos de derechos, mientras que las grandes mayorías estamos condenados a vivir bajo la opresión, la persecución y el miedo, únicas formas para sostener un gobierno narco-militar, proimperialista y antipopular, como el del dictador JOH.

Las organizaciones y personas aquí firmantes saludamos y nos solidarizamos con la movilización popular que le siguió al fraude electoral del 26 de noviembre del 2017, así como con la valentía, el coraje y la decisión de los hondureños de no seguir soportando un periodo más de gobierno de este narco-dictador al servicio de los Estados Unidos. Hemos creído siempre que el pueblo cuenta solo con sus propias fuerzas, que como dijo aquel infalible revolucionario latinoamericano, Ernesto “Che” Guevara: SON LOS PUEBLOS, LOS QUE SE LIBERAN A SÍ MISMOS”.

Pero los compañeros, luchadores y luchadoras en el campo y la ciudad de Honduras ¡NO ESTAN SOLOS! al dar ellos el primer paso; al demostrarnos cada día más que es la fuerza de la calle, la organización y construcción de poder popular -y no el legalismo promovido por los mismos sicarios de la democracia- la que hará al pueblo recuperar la pérdida de soberanía sobre su país y sobre sus destinos y sacará de una vez por todas a los Estados Unidos y a sus sirvientes como JOH de Centroamérica. Al recordarnos cómo en el pasado huyó el dictador Jorge Ubico de Guatemala, Somoza de Nicaragua, Martínez de El Salvador; cómo en el pasado se sacó de Nicaragua, con la unidad de los pueblos de Centroamérica, a los filibusteros financiados y sostenidos por los Estados Unidos.

Solo la solidaridad de todas las organizaciones democráticas de la región, de pie junto al heroico pueblo hondureño, detendrá la consolidación del régimen dictatorial y la ofensiva hipócrita de los Estados Unidos para entregar a nuestros países a la extrema derecha, que en Guatemala se manifiesta con una lucha “anti corrupción” contra ciertos sectores del ejército y de los nuevos ricos que ellos mismos alimentaron durante la guerra, mientras en Honduras apoyan y aplauden al hombre más corrupto de la historia de ese país, vinculado al narcotráfico, al desfalco de instituciones públicas, al fraude electoral y al asesinato sistemático de los hondureños. Por eso los abajo firmantes estamos con ustedes y saludamos el Paro Nacional que del 20 al 27 denunciará y repudiará al dictador y su gobierno ilegítimo.

Exigimos la renuncia del dictador o tendrá que terminar como sus predecesores, huyendo de la justicia del pueblo o muerto por ésta. Llamamos a todas las organizaciones democráticas de Centroamérica a movilizarse en solidaridad con la lucha del pueblo de Honduras hasta construir en los hechos una coordinadora democrática a nivel centroamericano para frenar los cada vez más reaccionarios y violentos planes de intervención dirigidos por el gobierno de los Estados Unidos, a presionar a los respectivos gobiernos para no reconocer al nuevo gobierno del dictador JOH en Honduras.


¡ORGANIZACIÓN Y DESOBEDIENCIA CIVIL REGIONAL!
Guatemala, 20 de enero 2018

ORGANIZACIONES
Centro de Investigación, Estudio y Promoción de los Derechos Humanos en Guatemala (CIEPRODH)
Clavel Rojo
Claveles Rojos en México
Colectivo Popular Otto René Castillo
Colectivo Rosa Luxemburgo (KK-RL/PGT)
Coordinación de Ong y Cooperativas (Congcoop)
Coordinadora de Solidaridad Guatemala-Honduras
Frente Estudiantil Revolucionario Robín García (FERG)
Frente Popular
Fundación Guillermo Toriello
Juventud Comunista de la Costa Sur
Juventud Socialista del Suroccidente
Movimiento de Radios Comunitarias de Guatemala
Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT)
Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)
Plantones por la Dignidad
Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, Capítulo Guatemala
Red de Rebeldía Ciudadana
Sindicato de Trabajadores de las Artes Plásticas (STAP)
Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua Histórica)

PERSONAS
Andrés Cabanas, periodista
Carlos Figueroa Ibarra
Ester Caballero
Factor Méndez Doninelli, Columnista, Defensor de los Derechos Humanos
Gustavo Maldonado, Abogado
Jennifer Casolo, Académica en Guatemala
Kajkoj Maximo Ba Tiul, Antropólogo, docente universitario
Karla Maldonado, Activista de Derechos Humanos
Manolo García
Marcelo Colussi, Psicólogo
Marylena Bustamante, Activista de Derechos Humanos
Mauricio Chaulón, Historiador
Nanci Paola Chiriz Sinto
Otoniel García, Auditor y Consultor
Pedro Marchetti, Académico en Guatemal
Raúl Aníbal Marroquín Casasola, Coordinador del Observatorio Ciudadano para La Paz “La Pupila del Cielo”, Alta Verapaz/Guatemala
Raúl Molina Mejía, profesor de la Universidad Alberto Hurtado de Chile, Secretario de Asuntos Políticos / Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala (RPDG)
Sandra Blanco, estudiante de Antropología, Universidad de San Carlos (USAC)

Simona V. Yagenova, Investigadora y Profesora (FLACSO Guatemala)

jueves, 30 de noviembre de 2017

NUESTRA CONDENA AL FRAUDE ELECTORAL EN HONDURAS

En Honduras se está consumando un fraude electoral. El objetivo es mantener el poder del gobierno en manos de la oligarquía explotadora y corrupta hondureña, al servicio del capital local y trasnacional y de los intereses geoestratégicos de Estados Unidos que requieren contar con gobiernos serviles para garantizar sus planes de control y dominio que se expresan actualmente en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Para consolidar el fraude han empezado a usar la represión del ejército y la policía hondureña contra el pueblo, el cual valientemente ha salido a las calles a manifestar su rechazo a la continuidad fraudulenta del gobierno dictatorial y criminal de Juan Orlando Hernández.

Como Frente Popular nos sumamos a la indignación y rechazo absoluto contra el fraude electoral, que significa la continuidad de una dictadura oligárquico-militar, con fachada de falsa democracia,  que opera como protectorado de Estados Unidos, que viola los principios democráticos y la voluntad del pueblo hondureño. Este fraude implica la reedición del Golpe de Estado contra Mel Zelaya en 2009.

Condenamos igualmente la represión contra el pueblo hondureño en resistencia, al cual manifestamos nuestra solidaridad y apoyo en su búsqueda por defender lo que considera una victoria popular. Así mismo, repudiamos la complicidad de organismos como la Organización de Estados Americanos y la comparsa de gobiernos oligárquicos y de derecha que, como el guatemalteco, desarrollan políticas similares y han empezado a legitimar el fraude y la continuidad de ese gobierno fraudulento y dictatorial.

A movilizarnos en solidaridad con el pueblo hondureño.


Frente Popular
Soberanía, Dignidad, Solidaridad


¡Vamos Patria, la lucha continúa!

viernes, 15 de septiembre de 2017

DISOLUCIÓN DEL CONGRESO, RENUNCIA Y JUICIO AL PRESIDENTE

Esto es el colmo. El congreso decretó impunidad para los secretarios generales y financistas de campañas que han cometido o pudieran cometer delitos de financiamiento electoral ilícito. Así mismo, decretó penas menores a 10 años de prisión pueden ser conmutables con dinero a cambio de cárcel, con lo cual abre la puerta para liberar a delincuentes y criminales de distinto tipo: violadores, extorsionista, asesinos y grupos mafiosos, como el dirigido por Otto Pérez Molina.

Con esta acción el congreso se desnuda y evidencia que está dominado por partidos y políticos comprometidos con la corrupción, la impunidad y el crimen, contraviniendo los supuestos fines y violando la ya caduca Constitución Política. Confirma que su decisión de negar el antejuicio contra al presidente Jimmy Morales se debió a su objetivo de garantizarse impunidad.

Estos hechos no dejan ninguna salida al pueblo guatemalteco, más que la lucha por la disolución de este congreso integrado por corruptos.  Este congreso, aun cuando pareciera recular, seguirá legislando corruptamente, para garantizarse impunidad en sus actos de enriquecimiento ilícito y privilegios a la burguesía oligárquica y transnacional, así como para negar derechos a las grandes mayorías.

Por esa razón fundamental, como Frente Popular, proponemos que la lucha popular, campesina, de pueblos originarios, del movimiento popular y de los guatemaltecos éticos, se dirija a lograr la disolución del Congreso y la renuncia y enjuiciamiento del presidente de la república sobre quien pesan pruebas de delitos por financiamiento electoral ilícito y sobresueldos provenientes de la cúpula militar corrupta.

Al mismo tiempo, debemos avanzar en la lucha estratégica, que pasa por avanzar en la articulación popular necesaria en el camino de lucha que nos lleve a una nueva Asamblea Nacional Constituyente para fundar un Estado Plurinacional, Multisectorial y Popular. Solo así podremos, además, pensar en una Patria verdaderamente independiente.

¡Renuncia y enjuiciamiento del Presidente Ya!
¡Disolución del Congreso de la República Ya!
¡Asamblea Nacional Constituyente Ya!
  

Frente Popular
Soberanía, Dignidad, Solidaridad
¡Vamos Patria, la lucha continúa!


Guatemala 15 de septiembre de 2017

miércoles, 30 de agosto de 2017

CONTRA LA CORRUPCIÓN Y POR UN ESTADO PLURINACIONAL, MULTISECTORIAL Y POPULAR

Como Frente Popular manifestamos nuestra convicción sobre la necesidad de avanzar en la lucha contra la corrupción y la impunidad, lo cual contribuye a disminuir las históricas y profundas injusticias que predominan en Guatemala.

Ante la incapacidad de la burguesía, la penetración profunda de las mafias y el crimen organizado en su Estado y el avance del imperialismo, la creación de la CICIG por la ONU y su aprobación local ha sido importante para la investigación y enjuiciamiento de empresarios, políticos y militares corrupto. Así mismo, para el avance de investigaciones en las cuales el mismo presidente de la república, en su calidad de secretario del partido político FCN-Nación durante el 2015, resulta   señalado de haber sido parte de prácticas de financiamiento ilícito de su propia campaña y, por consiguiente, para su elección fraudulenta.

El riesgo de ser llevado a tribunales y condenado por estos hechos ha provocado que se sienta acorralado. Por eso ha sido presa fácil para que los sectores corruptos y criminales que han sido juzgados, que están en proceso de enjuiciamiento o de investigación, lo acuerparan para declarar no grato al coordinador de la CICIG. Un hecho que no solamente fue contrario al sentir de la mayoría de guatemaltecos y contrario a la normativa jurídica, sino también lo consolidó como una figura que trabaja para proteger a corruptos y reproducir la impunidad en el país, contraviniendo la misma constitución política de la república.

Siendo así, su gobierno ha perdido legitimidad para seguir encabezando los destinos del organismo ejecutivo. Para empezar porque es resultado de un proceso electoral fraudulento y para terminar  por su compromiso con lavado de dinero.

En ese sentido, como Frente Popular:

1.      Estamos comprometidos para movilizarnos contra estas acciones pro-impunidad del gobierno actual, pues harían retroceder la investigación criminal y consolidarían a grupos de poder mafioso, militar y empresarial.

2.      Esto implica respaldar la presencia del coordinador de la CICIG, Iván Velásquez. Esto en el entendido que apostamos a crear un nuevo Estado donde, independiente y soberanamente, tengamos la capacidad de investigar y enjuiciar a los criminales de cualquier tipo, sin ningún tipo de tutela y menos injerencia política que este tipo de mecanismos e instituciones implican.

3.      Llamamos a trascender las visiones limitadas a la corrupción, a la defensa de un personaje. Debemos analizar los trasfondos de la actual crisis política, en especial, sobre los sectores de poder que, en esta coyuntura se están disputando el control y dirección del Estado, los cuales mantendrán el actual régimen de explotación, despojo y opresión contra la clase trabajadora, los pueblos y los sectores históricamente marginados, tal y como continúo siendo después de la crisis de 2015.

4.      Creemos firmemente que la lucha contra la corrupción es absolutamente insuficiente como visión y como práctica. La crisis política actual apenas es la expresión visible de una crisis profunda, histórica y estructural del Estado. Por ello apostamos por avanzar en la coyuntura hacia la creación de condiciones para que, más temprano que tarde, logremos avanzar hacia una Nueva Asamblea Nacional Constituyente de carácter Plurinacional, Multisectorial y Popular, con participación de todos los pueblos y sectores representativos de la sociedad, que nos permita fundar un nuevo Estado, que reconfigure la estructura y funciones de la institucionalidad, donde sean los sujetos más representativos quienes integren los órganos estatales y desde donde se construya la alternativa ante el capitalismo, el racismo y el patriarcado.

5.      Hacemos un llamado a todos los sectores de la sociedad a sumarse al esfuerzo por la construcción del nuevo Estado, fundamentalmente con las organizaciones que representan a los pueblos originarios, que desde hace mucho han demandado que el diseño del nuevo Estado debe ser discutido y consensuado con el pueblo, con las naciones originarias, con las organizaciones populares y sociales históricas y con las surgidas a raíz de la indignación y de la lucha contra la corrupción e impunidad.

6.      En este sentido, es de primer orden el papel que debe jugar la Asamblea Social y Popular, para luchar por la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente y para convocar a la acción política que cada coyuntura demande.

¡Avancemos en la lucha contra la corrupción y el crimen!
¡Avancemos hacia el Estado Plurinacional, Multisectorial y Popular!
 
Frente Popular
Soberanía, Dignidad, Solidaridad

¡Vamos Patria, la lucha continúa!

martes, 15 de agosto de 2017

NUESTRA CONDENA A DONALD TRUMP Y AL GOBIERNO DE EEUU

El presidente del imperio estadounidense, Donald Trump, expresó el día 11 de agosto que no descarta una intervención militar sobre Venezuela.

Este hecho constituye una agresión grave y condenable contra un país libre, soberano e independiente como Venezuela. Constituye una violación de la Carta de Naciones Unidas y del derecho internacional que mandata al respeto a la soberanía e independencia de los Estados.

Esta declaración del señor Trump es un hecho más que demuestra que el imperio estadounidense ha estado, desde su inicio, involucrado en el asedio y las intentonas golpistas, desestabilizadoras y terroristas, a través de organismos como la Central de Inteligencia Americana –tal y como se constata en declaraciones recientes de su director en las que afirma que están trabajando por derrocar al presidente venezolano–, de gobiernos oligárquicos como el colombiano y de grupos opositores de derecha dentro del país sudamericano, con la intención de derrocar al gobierno de Hugo Chávez, primero, y de Nicolás Maduro, como paso para frustrar el  proceso revolucionario profundamente democrático que impulsa ese pueblo hermano y apropiarse de las enormes riquezas de su territorio. 

Esta amenaza de EEUU constituye un hecho más de una estrategia que ha incluido: intentonas de agresión injerencista a través de la OEA, concierto conspirativo a través de gobierno de derecha en América Latina y Europa, medidas de bloqueo financiero y económico, asesoría y financiamiento a  los opositores terroristas venezolanos,  campaña mediática internacional para crear una imagen de dictadura contra un gobierno democrático y legítimo como el de Maduro, entre otras. Esta estrategia es una muestra más de la política imperial y neocolonial de EEUU sobre los pueblos de Nuestra América, de la Patria Grande.

De consumarse esta amenaza loca y guerrerista se estaría registrando no solamente un acto genocida y  un conflicto militar de gran envergadura en Venezuela, sino además, un conflicto que se extendería por toda América Latina, atentando contra la paz de toda la región.

El gobierno de Guatemala está obligado a pronunciarse contra esta amenaza. De lo contrario, será cómplice de un hecho de agresión contra todo un pueblo. Ya basta de comparsa injerencista del gobierno de Jimmy Morales contra Venezuela.

A las organizaciones sociales, religiosas, políticas y culturales del pueblo guatemalteco les hacemos un llamado a solidarizarse con el pueblo venezolano, sumándose discursiva, creadora y activamente al movimiento mundial de condena a esta amenaza belicista injustificable y de solidaridad con el pueblo bolivariano, su gobierno y su Asamblea Nacional Constituyente.   

Venezuela no es amenaza para EEUU y para ningún pueblo del mundo.

El pueblo venezolano tiene todo el derecho a expresarse democráticamente a través de su actual Asamblea Nacional Constituyente, de las elecciones para gobernadores de octubre de este año y de las elecciones presidenciales del año próximo.

¡Viva el pueblo y el gobierno Venezolano!
¡Viva la lucha antiimperialista en América Latina!

Frente Popular
Soberanía, Dignidad, Solidaridad

¡Vamos Patria, la lucha continúa!

DECLARACIÓN CENTROAMERICANA EN SOLIDARIDAD CON CUBA

II Encuentro Centroamericano de Solidaridad con Cuba
“Unidos en la lucha por la soberanía y la integración de Nuestra América”
San Salvador, 27-29 de julio de 2017


DECLARACIÓN DE SAN SALVADOR, EL SALVADOR

Inspirados en los históricos lazos de solidaridad y amistad que unen a nuestros pueblos, los 300 representantes de organizaciones de solidaridad con Cuba de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela y la delegación cubana del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos se reunieron en la ciudad de San Salvador, El Salvador, del 27 al 29 de julio de 2017 para desarrollar el II Encuentro Centroamericano de Solidaridad con Cuba.

Guiados por el legado del líder histórico de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el compañero Schafik Handal y por el ejemplo imperecedero del Guerrillero Heroico, Comandante Ernesto “Che” Guevara; guiados por los ideales de libertad, paz, soberanía, unidad e integración de las naciones latinoamericanas y caribeñas enarbolados por nuestros próceres independentistas;

DECLARAMOS:

1. Nuestro reconocimiento al heroico pueblo cubano por su ejemplo de resistencia, tenacidad y lealtad a los principios de justicia, solidaridad y altruismo, merecedor del respeto y el afecto de los pueblos del mundo.

2. Nuestra profunda admiración y cariño por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y su compañero de lucha Comandante Ernesto “Che” Guevara, gigantes de nuestra América y del mundo, invictos defensores de las causas justas, paradigmas de solidaridad, valentía, internacionalismo y antiimperialismo.

3. Nuestro más enérgico rechazo a los recientes pronunciamientos y medidas anunciadas por el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump que significan un retroceso en el proceso hacia la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, iniciado por la administración anterior. Reconocemos la postura digna del pueblo y gobierno cubanos y su disposición de continuar dialogando de manera constructiva y civilizada en base al respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos a pesar de las profundas diferencias que subsisten entre ambas naciones.

4. Expresamos nuestra firme condena al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, política genocida, inhumana, violatoria del derecho internacional, que constituye el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de la nación caribeña. Exigimos al gobierno de Estados Unidos que levante de manera inmediata e incondicionalmente esta política hostil y cumpla con el reclamo unánime de la comunidad internacional, que año tras año se expresa claramente en múltiples foros y escenarios multilaterales.

5. Demandamos que se devuelva a Cuba, inmediata e incondicionalmente, el territorio ilegalmente ocupado por la base naval de EE. UU en Guantánamo, que permanece usurpado en contra de la voluntad del gobierno y el pueblo, en franca violación del derecho y las normas internacionales.

6. Exigimos el fin de los programas de subversión y desestabilización financiados por el gobierno de los EE. UU, que intentan fabricar una “oposición” artificial, totalmente ilegítima ante la sociedad cubana por su carácter mercenario. Igualmente demandamos el cese de las transmisiones ilegales de las mal llamadas “Radio y Televisión Martí”, violatorias de las normas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

7. Asumimos el compromiso de aumentar la presencia de las organizaciones de solidaridad con Cuba (Comités, filiales, círculos, etc) en los municipios más importantes, universidades y grandes centros de trabajo en nuestros países, para que la capilaridad de nuestro movimiento gane “la batalla de ideas” en la opinión pública, negativamente orientada por los dueños de los principales diarios y canales televisivos; así como de conformar una “Comisión de enlace centroamericana permanente” que facilite la socialización de nuestras iniciativas.

8. Vemos con admiración los acuerdos emanados del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, que se proponen la actualización del modelo económico socialista cubano y garantizan la continuidad e irreversibilidad del socialismo, el desarrollo económico y la elevación del nivel de vida de la población.

EL II ENCUENTRO CENTROAMERICANO DE SOLIDARIDAD CON CUBA EXPRESA:

1. Nuestra solidaridad con la Revolución Venezolana y con el gobierno encabezado por el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros. Condenamos las intenciones de la oligarquía de instaurar un gobierno paralelo y del imperialismo norteamericano de invadir nuestra hermana República de Venezuela. Igualmente saludamos y apoyamos el proceso eleccionario de la Asamblea Constituyente que se realizará el día 30 de julio.

2. Denunciamos la injusta y espuria condena contra el ex presidente Luis Inácio Lula Da Silva, que pretende inhabilitarlo políticamente para las elecciones de 2018 y otras sucias maniobras contra el Partido de los Trabajadores.

3. Nuestro más rotundo rechazo a la agresión imperialista y oligárquica antipopular puesta en marcha contra los procesos revolucionarios y progresistas latinoamericanos, así como contra los mecanismos de integración de genuina vocación latinoamericanista y caribeña de los pueblos.

4. Nos solidarizamos con el pueblo y gobierno de El Salvador sometido a una estrategia desestabilizadora de la derecha que incluye el bloqueo económico a la gestión gubernamental en la Asamblea Legislativa y de los magistrados a su servicio que controlan la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

5. Compartimos el regocijo por la liberación del patriota puertorriqueño Óscar López Rivera, quien cumplió una injusta condena de más de 35 años en cárceles de los Estados Unidos por abogar por la independencia de su país y nos solidarizamos con la lucha del pueblo puertorriqueño por poner fin al régimen colonial. Asimismo, exigimos al gobierno de los Estados Unidos la pronta liberación de Ana Belén Montes.

6. Nuestra felicitación a los pueblos nicaragüense y ecuatoriano por las trascendentales victorias electorales que aseguran la continuidad de la Revolución Sandinista y la Revolución Ciudadana. Asimismo, reconocemos la extraordinaria labor revolucionaria y progresista desarrollada por el ex presidente Rafael Correa durante su mandato, la cual contribuyó de manera invaluable al surgimiento de una nueva época de cambios en la región.

7. Nuestro beneplácito por los Acuerdos de Paz de La Habana que constituyen un avance importante en los esfuerzos realizados en la búsqueda por poner fin al conflicto armado en Colombia, anhelo histórico de su pueblo y de todos los pueblos amantes de la Paz.

8. El apoyo irrestricto al Plan de acción aprobado por los Movimientos de solidaridad con Cuba en el VIII Encuentro Continental celebrado en Santo Domingo, República Dominicana, en el año 2016.

9. En el marco de la solidaridad que debe prevalecer entre nuestros pueblos, expresamos el apoyo a la lucha que libera, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) en contra de la privatización de la educación pública en Honduras.

10.Nos comprometemos en la defensa del sistema de la Integración de los pueblos latinoamericanos y caribeños: el ALBA, PETROCARIBE, la CELAC y con los principios y valores contenidos en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de la CELAC, exigimos que sean estos principios los que rijan las relaciones entre los Estados miembros de esta Comunidad; así como apoyamos los esfuerzos de nuestras naciones en la lucha por recuperar sus recursos naturales, redistribuir las riquezas, enfrentar la pobreza, el analfabetismo, la corrupción y la contaminación del medio ambiente.

Finalmente, agradecemos el cálido recibimiento y atenciones brindadas por el pueblo salvadoreño y por todas las instituciones y organizaciones encargadas de la organización de este histórico Encuentro.


Dado en la ciudad de San Salvador, El Salvador, a los 29 días de julio de 2017.

Archivo del blog